16 enero, 2021

En un mundo donde los hombres son las máximas estrellas, Diana “la Bonita” Fernández ha logrado conquistar más que títulos.

La actual campeona latinoamericana súper mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) platicó con WEEKEND sobre su vida dentro del difícil deporte que eligió como profesión después de seguir el ejemplo de su hermano Ricardo.

Diana Laura Fernández Ortiz de 23 años cuenta que lo que empezó como un pasatiempo se convirtió en la profesión que le cambiaría la vida.

“Empezó como un hobbie, un deporte, algo para distraerme; pero cuando tuve mi primer pelea amateur me gustó, ahí todavía no decidía hacerlo como una profesión, sino hasta que empecé a pelear en competencias nacionales y salir fuera de la ciudad. Es [entonces] cuando me doy cuenta de que quiero dedicarme a esto”.

Objetivo claro

Para lograr su objetivo Diana ha tenido el apoyo de sus padres, quienes la respaldan en todo lo que ella quiere hacer, “cualquier cosa buena, siempre están al cien”.

Diana nos hace ver que sus victorias han sido fruto de su esfuerzo y trabajo diario, nada producto de la casualidad. Desde un comienzo ha tenido que saber hacer tiempo para todas sus actividades, las cuales van de la mano de los entrenamientos y las peleas.

“Aquí en Juárez siempre he tenido que trabajar, entonces cuando estoy aquí trabajo y entreno, me divido un poquito, en la mañana corro y entreno, a veces trabajar en la tarde”, y agrega que la preparatoria la terminó hace poco de manera abierta, pues solo le dedicaba el poco tiempo que tenía libre y que de la misma forma piensa finalizar una carrera universitaria.

Un día normal

Actualmente la vida de Diana transcurre en la Ciudad de México, donde radica desde hace casi dos años. Ahí un día normal comienza a las 9:00 de la mañana, hora en la que desayuna y realiza cosas personales, luego va al gimnasio a correr y entrenar hasta las 4:00 de la tarde, momento en que va a comer junto con su equipo de trabajo para luego regresar a hacer un entrenamiento ligero a las 8:00 de la noche.

La joven boxeadora entrena con la ex campeona del mundo Zulina “la Loba” Muñoz, a quien admira como boxeadora y persona.

Nuevo retos

En 2018, y luego de un año oscuro en su carrera debido a las derrotas que se llevó en contra de la argentina Debora Dionisius y la mexicana Lourdes Juárez, Diana firmó con Promociones del Pueblo, empresa que la cuida y está en busca de nuevas oportunidades para ella.

“Con los resultados y mucho trabajo he logrado cambiar la cara de la moneda, gracia a Dios este 2018 empezamos muy bien. Con trabajo ves hasta dónde puedes llegar, que no nada más las ganas de ser boxeadora te van a impulsar, lo único que te lleva adonde tú quieres es trabajar, trabajar y trabajar”.

Familia

Cada una de sus peleas la dedica a su familia, a quienes quiere regresar todo el apoyo que le han dado: “Por ejemplo, esta última vez que tuve la fortuna de regalarles un campeonato y ver la satisfacción de que todo su esfuerzo de apoyarme valió la pena, eso me motiva también”.

‘Bonita’

“Mi apodo me lo pone mi primer entrenador, ya fallecido, el Bigotes Mendoza, una de las personas más importantes que tuvo que ver en mi boxeo. Con él aprendí a no tenerle miedo a nada ni a nadie, porque era de un carácter muy duro. Él me curó del miedo… a mí al principio no me gustó porque nunca he sido como una chica delicada, entonces pensé: ‘¿cómo me va a poner eso? No me gusta’, pero luego los compañeros empezaron a decirme y se me fue quedando”.

Ahora Diana se encuentra esperando noticias de su promotora, pues espera regresar al ring el próximo mes de abril. Su próxima pelea será fuera de Ciudad Juárez, la tierra que la ha visto crecer y desarrollarse como la gran deportista que es.


Empezó como un hobbie, un deporte, algo para distraerme; pero cuando tuve mi primer pelea amateur me gustó. Ahí todavía no decidía hacerlo como una profesión, sino hasta que empecé a pelear en competencias nacionales y salir fuera de la ciudad. Es entonces cuando me doy cuenta de que quiero dedicarme a esto”

Con los resultados y mucho trabajo he logrado cambiar la cara de la moneda, gracia a Dios este 2018 empezamos muy bien. Con trabajo ves hasta donde puedes llegar”

Show Full Content
Previous Cambian cocodrilo por delfín
Next New Home

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Melodía de Amor

6 febrero, 2015
Close