1 abril, 2020

¿Te pones roja como tomate ante las multitudes?, toma nota

Por: Marisol Rodríguez / Foto: Internet

Uno de los temores más grandes a los que se enfrentan quienes sufren vergüenza y ansiedad social es a sonrojarse frente a los demás.

Ese miedo irracional es denominado eritrofobia y lo puede padecer cualquier persona, durante muchos años o toda la vida si no se trata.

La psicóloga y maestra en Comunicación, Betsabé Ruizesparza Flores, señala que “viene de una ansiedad social, son muchos factores pero los más básicos son tener que estar enfrente de un público, en algún grupo social o cualquier contacto con multitudes y que la persona sea el centro de atención”.

La expresión de esta fobia puede ser mínima o máxima, un ejemplo de la primera sería ruborizarse en situaciones embarazosas o humillantes, ya sea en un salón de clases o con los amigos.

“La máxima surge en personas que saben que van a estar enfrente de otras y tienen ese miedo inmenso a sonrojarse”, expresa.

Síntomas

• Sudoración en la frente

• Enrojecimiento

• Tartamudeo o quedarse completamente si habla

• Caer en crisis nerviosa

• Alejarse de la situación

• Si se deriva de una ansiedad: palpitaciones, miedo a que algo muy malo va a suceder

Qué hacer

Para acabar con la eritrofobia, la especialista comenta que por lo regular se trabaja en psicoterapia cognitiva-conductual.

“Como su nombre lo dice, es aprendizaje-conducta, los terapeutas los guían para que una vez que tengan esos síntomas, adopten un comportamiento diferente y que sea más sano su contacto con las personas”, explica.

Las técnicas de respiración son otra forma de combatirla, al igual que la arteterapia, donde se emplea el arte como vía terapéutica.

Si no es muy grave, por ejemplo, si vas a exponer, se recomienda que trates de acomodar el auditorio y aspectos como tener una luz tenue o ciertos sonidos.

“Hay personas con esta fobia que tienen muchas muletillas como ‘este’ u ‘ok’, lo que hacen es que las escriben al final en la pared y eso les evita una crisis, al verlas piensan ‘no lo voy a decir’, es como una programación neurolingüística que es otra técnica que se utiliza ante ella”, finaliza.

¿Sabías que…?

Si tienes una personalidad introvertida es más fácil que te pase –ruborizarte- sin tener eritrofobia; cuando eres extrovertida te puede suceder solo dentro de una situación humillante.

Fuente: M.C. Betsabé Ruizesparza Flores

betsabe_ruizesparza@icloud.com

Show Full Content
Previous Estantes abiertos = cocina funcional
Next El mejor juguete

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Despistada, ¿yo?

8 julio, 2017
Close