23 julio, 2024

Por Marisol Rodríguez

Es uno de los deportes más populares y este mes cobra protagonismo gracias a la Copa Mundial que se celebra en Qatar. Hablamos del futbol, una disciplina con múltiples beneficios para los pequeños que la practican.

Entre ellos, mejorar la salud muscular y cardíaca hasta fortalecer los huesos y favorecer la socialización. Los niños que juegan futbol también son capaces de desarrollar algunas habilidades que les son muy útiles en su formación escolar; toma nota.

Autoestima y confianza

Construir la fuerza física y la resistencia ayuda a elevar la confianza y autoestima en los niños que lo practican, dentro como fuera del campo. Ambas influyen en el juego, pero también en el rendimiento escolar.

Desarrollo de habilidades comunicativas

La comunicación es básica para interpretar las intenciones de los compañeros o anticiparse a sus movimientos. Esta habilidad se gana con la práctica y estimula el desarrollo de las competencias comunicativas en los niños. Según estudios, quienes lo practican son más empáticos y comprensivos.

Foto: Internet

Función cognitiva del cerebro

Las habilidades de concentración, persistencia y autodisciplina aumentan con este juego, ya que requiere de la toma rápida de decisiones en la cancha.

Trabajo en equipo

Un jugador no podría llegar lejos sin el apoyo de sus compañeros. Este deporte les enseña que el esfuerzo individual deber ser en pro del beneficio común y no solo les es útil en la práctica del futbol, sino también en su vida escolar.

Anti estrés

Al hacer ejercicio el cuerpo libera endorfinas que son importantes para reducir el estrés y la ansiedad. Diversos estudios señalan que también es muy eficaz para combatir la depresión. Un niño feliz tendrá un mejor rendimiento en sus actividades escolares.

Show Full Content
Previous ¡Que ruede el balón!
Next Agenda WKND

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

El cabello de este chico es la sensación en redes

23 mayo, 2017
Close