30 noviembre, 2022

¿Se te dificulta dar una buena primera impresión cuando conoces a alguien? A todos nos gustaría inspirar confianza en las personas que recién comenzamos a tratar, o por lo menos caerles bien o generar una imagen positiva de nosotros mismos. En algunas ocasiones somos capaces de identificar lo que nos transmite tranquilidad de otra persona, como su sonrisa o su tono de voz, pero los científicos se han dedicado a estudiar estos cuadros para descifrar con claridad los elementos que vuelven un primer contacto más llevadero.

A continuación te presentamos los nueve métodos más infalibles para gustar a los demás, según una recopilación de Time. A juicio de este medio, quienes los sigan reforzarán las relaciones existentes y caerán bien a la gente recién conocida en cuestión de segundos.

Copiar los gestos del interlocutor

La estrategia se halla en reflejar sutilmente el comportamiento de otra persona. Cuando hables con alguien, trata de copiar su lenguaje corporal, gestos y expresiones faciales. Un estudio del año 1999 de la Universidad de Nueva York demostró su eficacia.

Haberse visto antes

Un trabajo de la Universidad de Pittsburgh demostró que las personas a las que hemos visto antes de conocernos nos caen mejor a la hora de que nos las presenten.

Para demostrarlo, los científicos enseñaron a los participantes fotos de personas que habían visto anteriormente. Resultó que aquellas personas a las que habían visto un mayor número de veces les parecían más atractivas.

Mostrar emociones positivas

De acuerdo con una investigación conjunta de la Universidad de Ohio y la Universidad de Hawái, la gente puede inconscientemente sentir las emociones de las personas que se encuentran a su alrededor.

Los autores del artículo afirman que esto sucede debido a que de manera natural imitamos los movimientos y las expresiones faciales de otros, por lo que empezamos a sentir emociones similares a las que experimentan los demás.

Por ello, si quieres que otros se sientan felices en el momento de conocerte, haz lo posible para transmitir emociones positivas.

Establecer contacto físico

Los científicos destacan que las personas que tocan sutilmente a su interlocutor –ya sea ligeramente en la espalda o en un brazo– caen mejor a la gente.

Esto fue confirmado, por ejemplo, por un experimento de la Universidad de Mississippi que reveló que los camareros que por un instante tocaron la mano de los clientes a la hora de darles la vuelta recibían propinas mayores que los que no solían recurrir a este truco.

Exhibir valores comunes

Según el estudio clásico del psicólogo Theodore Newcomb, la gente se siente más atraída por las personas que tienen ideas similares. Esto se conoce como el efecto de atracción por similitud.

En su experimento, Newcomb reveló que las personas que tenían opiniones parecidas sobre temas polémicos, como política o religión, resultaban más atractivas las unas para las otras.

Ser cordial y competente

Los psicólogos de la Universidad de Princeton sugirieron un modelo estereotípico para determinar cómo la gente nos juzga a partir de lo cordiales y competentes que somos.

De acuerdo con esta teoría, si alguien sabe primero presentarse como cordial –es decir, amistoso y no competitivo– inspirará confianza en los demás, y si luego esa persona es capaz de demostrar que es competente –por ejemplo, mostrando un alto nivel económico o educativo– infundirá respeto a los demás.

Revelar imperfecciones

De acuerdo con un trabajo del investigador Elliot Aronson de la Universidad de Texas, a la gente le caen mejor las personas que cometen errores insignificantes. Según el científico, revelar que no somos perfectos nos crea una imagen de mayor vulnerabilidad, pero al mismo tiempo más fiable.

Esto funciona siempre y cuando sepamos demostrarnos como personas competentes, aunque con nuestras pequeñas imperfecciones.

Dejar hablar a los interlocutores

Recientemente investigadores de la Universidad de Harvard descubrieron que en el momento en que hablamos de nosotros mismos en nuestro cerebro se activan las zonas de motivación y recompensa. Así que hablar de uno mismo puede ser tan gratificante como la satisfacción que nos da la buena comida, el sexo o el dinero.

De ahí que una de las mejores maneras de caer bien a alguien es dejarle que hable de sí mismo en vez de relatar los problemas propios, señalan psicólogos.

Revelar un secreto

La autorrevelación puede ser una de las mejores técnicas para la construcción de relaciones, señala un estudio de la Universidad de California.

En el marco del trabajo los investigadores descubrieron que los estudiantes que compartían información personal y profunda –por ejemplo, sobre relaciones con parientes o predilecciones personales–, se sentían más unidos que aquellos que no lo hacían.

Show Full Content
Previous Playboy saca a Elizabeth Loaiza
Next Pospone Fonsi gira por México

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Cuando la realidad se convierte en moda

27 octubre, 2015
Close