28 octubre, 2020

Por Marisol Rodríguez

Con el cambio de estación los perros inician un proceso totalmente natural: la muda de pelaje para adaptarse a las nuevas temperaturas.
Contrario a lo que sucede en primavera, cuando se vuelve más fino, en el otoño e invierno, el pelo es más grueso y un poco más largo para exponerse con menor riesgo al calor directo de los rayos del sol y se acondiciona para el frío.
Las características de cada raza determinan la cantidad de pelo que caerá, por ejemplo, en los labradores, huskies, pastores alemanes y goldensretrievers es abundante y copiosa.
Lo mismo sucede en razas de pelo corto como los dálmatas, bóxers o pugs, cuyo cambio puede durar varias semanas.

¿Qué hacer?

La muda de pelaje no es algo que se pueda prevenir, simplemente pasará y dependerá de factores como el clima, tipo de pelo y hábitat.
Si tu perro está acostumbrado a vivir dentro de casa, no tendrá tanta necesidad de adaptar su cuerpo para el cambio de ambiente pero si vive en el jardín o patio, hará una muda rápida y abundante para regular su temperatura corporal.
El consejo más útil para sobrellevar esta etapa es el cepillado regular y no dejar que pasen los días y se acumule pelo muerto.
En los supermercados o tiendas de mascotas encontrarás diferentes tipos de cepillos, elige el que mejor se adapte a la raza de tu perro.
Por otra parte, se recomienda no rapar a cero a tu perro, ya que se corren dos riesgos: el síndrome del post-corte que provoca una alteración en el crecimiento del pelo nuevo y podría sufrir quemaduras solares graves, ya que su piel quedaría totalmente expuesta.

Show Full Content
Previous Agenda, Octubre 16
Next Plantas acuáticas

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Conoce la última innovación en el mercado del chocolate

21 agosto, 2019
Close