25 junio, 2022

Por Marisol Rodríguez / Foto: Internet

¿Cuántas veces has tenido que luchar con tu hijo para que vaya a clases?
Existen muchas razones por las que quizá no quiera ir, desde las más sencillas como que está cansado por desvelarse hasta las más complejas.
Una comunicación abierta con tu hijo es importante para descubrir por qué no le gusta la escuela; te compartimos cinco.

1. No se adapta
Siempre que un niño va por primera vez a una escuela, ya sea el kinder, primaria o secundaria, es común que le cueste adaptarse. Si ya ha pasado un periodo, quizá se deba a otra razón.

2. Se aburre
Muchos pequeños se aburren cuando la escuela no le ofrece la motivación y el estímulo que necesitan, sobre todo en tiempos donde la tecnología es una parte esencial de sus vidas. Una solución pueden ser las actividades extracurriculares que signifiquen un reto para ellos.

3. Sufre de bullying
¿Siempre ha asistido con gusto a sus clases y de repente ya no quiere ir?, podría estar ante un caso de bullying. Dale la confianza para que te platique qué es lo que le pasa y juntos resuelvan la situación.

4. Tiene retraso escolar
Si tu hijo tiene problemas de aprendizaje o alguna materia le resulta más difícil que otra, el ver que sus compañeros van más avanzados le puede provocar una animadversión por la escuela. Conversa con sus maestros, quizá necesite algunas horas extras de apoyo académico.

5. Se le dificulta relacionarse
Cuando no logra hacer amigos para jugar o estudiar, seguramente manifestará su disgusto por asistir a clases. Ensaya con él cómo acercarse a otros niños u organiza una reunión en casa para que jueguen después de la escuela.

Show Full Content
Previous Agenda WKND
Next Amistad, un tesoro invaluable

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Incluyen a niños con autismo en posada

14 diciembre, 2017
Close