29 noviembre, 2020

Por Marisol Rodríguez / Fotos: Internet

En el mundo existen más de 125 millones de personas que padecen psoriasis, una afección cutánea crónica que no solo afecta en lo físico sino también en lo emocional y social.

Esta enfermedad no contagiosa, se define como una aceleración del ciclo de crecimiento de las células de la piel, lo que ocasiona áreas gruesas y escamosas.

La psoriasis aparece en color rojo en zonas elevadas de la piel, comúnmente en forma de placa, cubiertas con escamas blancas que pueden ocasionar picazón y dolor.

Las zonas más afectadas por esta son el cuero cabelludo, rodillas, codos y espalda baja; también llega a afectar las uñas, manos, pies y cara.

Su impacto

Esta afección cutánea se puede presentar en cualquier edad pero generalmente lo hace en personas entre los 30 y 50 años.

En cuanto a su impacto, suele repercutir en la calidad de vida de quienes la padecen, al verse rechazados en el ámbito social, laboral, familiar e incluso, amoroso.

Entre las consecuencias de esto se encuentran la aparición de cuadros de ansiedad y depresión.

En algunas ocasiones la psoriasis puede aparecer de forma repentina o lenta, así como desaparecer y reactivarse. Conoce los síntomas que presenta la piel:

  • Comezón
  • Seca y cubierta de escamas
  • Color entre rosa y rojo
  • Levantada y gruesa

5 tipos principales

El diagnóstico de la psoriasis es determinado por un médico dermatólogo mediante un examen de la piel y para conocer su tipo se debe hacer una biopsia. Los 5 principales son:

1. Eritrodérmica: enrojecimiento intenso en la piel y cobertura en una zona grande.

2. Guttata: aparición de pequeñas manchas rojas o rosadas.

3. Inversa: enrojecimiento e irritación de la piel de las axilas, ingle y áreas como los codos y rodillas.

4. Placa: parches gruesos rojos y cubiertos con escamas plateadas y blancas; es el tipo más común.

5. Pustular: ampollas amarillas llenas de pus rodeadas de piel roja e irritada.

Con motivo de su día mundial, especialista de la Fundación Mexicana para la Dermatología comparten las siguientes recomendaciones básicas para el cuidado de la piel con psoriasis:

  1. Baños de no más de 10 minutos
  2. Usar agua tibia
  3. Evitar el uso de estropajos
  4. Secarse suavemente sin ejercer presión
  5. Aplicar cremas después de bañarse
  6. Cuidar el peso y alimentación
  7. Acudir con un médico dermatólogo

Referencia: Fundación Mexicana para la Dermatología

Show Full Content
Previous
Next Convulsiones febriles

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

El estrés afecta mi visión

8 julio, 2017
Close