11 agosto, 2022

Por Marisol Rodríguez / Fotos: Internet

Los colores influyen en el estado de ánimo, en la personalidad y según estudios, en la inteligencia, al favorecer  la concentración. Aprovecha las vacaciones y renueva las paredes del espacio de estudio de tus hijos con tonos que los relajen y estimulen su cerebro.

Azul. Da una sensación de estabilidad, tranquilidad, profundidad y profesionalidad. Aplícalo en los dormitorios o estudios infantiles, ya que calma la mente, facilita la concentración y reduce la tensión.

Amarillo. Es perfecto para una zona de estudio, ya que fomenta la actividad mental y creatividad. Solo úsalo con moderación en gamas pálidas.

Gris. Ideal para las habitaciones de los adolescentes. Al ser un tono neutral, ayuda a la concentración desde las tareas sencillas hasta las más difíciles.

Rosa. Transmite sabiduría, espiritualidad y fantasía; estimula la creatividad, relaja y reduce la impaciencia. Se recomienda en espacios donde los niños y jóvenes exploren su lado creativo.

Show Full Content
Previous Tips para fortalecer la relación con tu perro
Next Book Club: 5 libros para descubrir el mundo

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Glamour y rebeldía

27 mayo, 2021
Close