11 agosto, 2022

Por Marisol Rodríguez / Fotos: Internet

Con el objetivo de concienciar sobre los efectos dañinos del consumo del tabaco y la exposición al humo ajeno del cigarro, el 31 de mayo se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco.

Fue en 1987 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) en conjunto con sus asociados mundiales estableció esta fecha y desde aquel año realiza campañas especiales que muestran los efectos que tiene el tabaco a nivel salud, social, ambiental y económico.

Un poderoso adictivo

El tabaco se considera adictivo gracias a la nicotina, su principal componente activo, el cual actúa sobre el sistema nervioso central.

Por lo que, el fumador sufre una dependencia física y psicológica que genera un síndrome de abstinencia conocido como tabaquismo.

De acuerdo a cifras de la OMS, al año mueren 8 millones de personas a causa de su adicción al cigarro y un millón pierde la vida por exposición a su humo.

En México

En nuestro país, según datos de este mismo organismo, existen cuatro grupos de enfermedades asociadas al consumo del tabaco:

1. Tuberculosis, el 20% de los casos de enfermedad y defunción se debe al tabaco o su exposición al humo de este.

2. Cáncer de pulmón, la incidencia es 22 veces mayor en quienes fuman.

3. La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es la primera causa de muerte evitable en el mundo y su principal factor de riesgo para contraerla es el uso y abuso del tabaco.

4. Asma, una de cada nueve defunciones se atribuye al consumo del tabaco.

Piensa en ti y en los demás

Si eres un fumador activo, dejar este hábito es la acción que más te beneficiará, al mejorar tu calidad de vida y salud.

Además de proteger a quienes se encuentran a tu alrededor, ya que el humo de tabaco cuenta con más de 4 mil sustancias tóxicas.

Los beneficios de dejar el tabaco son inmediatos. Tan solo 20 minutos después, disminuye el ritmo cardíaco y en las siguientes 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en la sangre baja a los valores normales.

Mientras que, entre la segunda y doceava semana, mejora la circulación y aumenta la función pulmonar; de 1 a 9 meses, disminuye  la tos y la dificultad para respirar; en un año, el riesgo de cardiopatía coronaria se reduce al 50 por ciento y, entre los cinco y 15 años, la probabilidad de un accidente cerebrovascular corresponde al de un no fumador.

Fuente: Organización Mundial de la Salud

Show Full Content
Previous Monterrey, belleza norteña
Next La importancia de los buenos hábitos alimenticios

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

En portada: Lily Collins

1 octubre, 2020
Close