15 mayo, 2021

Por Marisol Rodríguez / Foto: Internet

El respeto, amor, responsabilidad, compromiso y tolerancia son algunos de los valores que deben estar presentes sí o sí en el entorno donde se desarrolla un niño.

Al fomentarlos en tus hijos desde que son bebés, les darás las herramientas necesarias para ser más humanos y tener una buena orientación en su conducta y en la toma de decisiones.

Expertos señalan que la moralidad está presente desde su nacimiento y va de la mano con su desarrollo, dividiéndose en dos etapas: heterónoma y autónoma.

La primera viene desde el exterior y abarca de los tres a los seis años, en este periodo no tienen conciencia y solo ven lo correcto e incorrecto, les cuesta trabajo ponerse en el lugar de los demás.

Mientras que, la segunda va de los seis a los 11 años y surge desde el interior, siendo capaces de ponerse en los zapatos de los demás, reconocer las reglas y no juzgar sino entender.

En ambas etapas, además de hablarles de los valores, los papás deben predicar con el ejemplo, así los niños los tomarán como un modelo a seguir.

Por ejemplo, ceder el asiento a una persona mayor, pedir las cosas por favor y dar las gracias, respetar los tiempos en los juegos y dirigirse con respeto a los demás.

¡Ponlos en practica!

Amor. Todo mundo lo necesita y también puede darlo, sin el amor la vida pierde su sentido.

Compromiso. Va más allá de cumplir con una obligación, es poner en juego las capacidades para sacar adelante todo aquello que se ha confiado en cada persona.

Familia. Nace y se desarrolla cuando sus miembros asumen con responsabilidad y alegría el papel que les ha tocado desempeñar dentro de ésta.

Honradez. Respetar lo ajeno aunque se necesite, debe ponerse en practica en todos los quehaceres de la vida.

Lealtad. Es el compromiso de defender y ser fiel a lo que se cree y en quién se cree.

Patriotismo. Vivir plenamente el compromiso como ciudadanos y fomentar el respeto que se debe hacia la nación.

Puntualidad. Es el esfuerzo de estar a tiempo en el lugar adecuado y tal como se quedó con la otra persona.

Respeto y tolerancia. Este par permite aceptar las diferentes idea, costumbres y creencias que existen en la sociedad.

Responsabilidad. Se relaciona con la idea de respuesta, y se ejerce cuando cada persona ofrece una actitud adecuada a las tareas que le corresponden.

Solidaridad. Es compartir con aquellos que más lo necesitan, especialmente en situaciones difíciles.

Show Full Content
Previous Eiza González: el nuevo rostro de Louis Vuitton
Next En portada: Dakota Johnson

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Sophia Loren festejará cumpleaños en México

22 septiembre, 2014
Close