23 julio, 2024

Por Marisol Rodríguez

Más allá de la diversión que ofrecen, los juegos son una herramienta muy importante para el desarrollo de los niños. Mientras juegan, los más pequeños construyen su inteligencia y desarrollan sus competencias físicas y afectivas.

A continuación enlistamos algunos juegos y los beneficios que obtienen tus hijos de ellos.

Rompecabezas

Es un juego que desarrolla su concentración y paciencia. Además, le permite trabajar la motricidad fina. Al crecer, su modo de ver un rompecabezas se vuelve más intelectual, aprenden a reflexionar al observar las formas de las piezas y establecer relaciones con los lugares diseñados para encajarlas.

Foto: Internet

Cubos

Apilar unos cubos encima de otros sin que se muevan o se caigan no es una tarea sencilla, así que este juego pone a prueba su motricidad fina. Otro beneficio es que estimula su imaginación, por ejemplo, tres cubos en fila pueden ser un tren.

Plastilina

Sensorial y relajante, así es este juego que permite que los niños materialicen representaciones mentales de los objetos. La plastilina es perfecta para que construyan una inteligencia rica y multiforme.

Foto: Internet

Casa de muñecas

Aumenta el desarrollo de su imaginación y es una herramienta para adquirir habilidades de toda índole, desde las sociales hasta el aprendizaje de hábitos y rutinas. También desarrolla su motricidad fina, la adquisición de vocabulario y gestión de emociones.

Triciclo y resbaladero

Con estos juegos los pequeños exploran con todo su cuerpo. Perfeccionan la coordinación entre piernas y brazos. A nivel afectivo, con el resbaladero los niños se hacen ‘grandes’ y con el triciclo, pueden alejarse y ganar autonomía.

Show Full Content
Previous Día Mundial de la Disfagia
Next Llena tu hogar del espíritu navideño

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Pantallas más que inteligentes

30 mayo, 2017
Close