16 septiembre, 2019

Frases como “estás loca”, “eso nunca pasó” o “eres muy sensible” son algunas de las que suelen utilizar quienes la aplican

Por Marisol Rodríguez / Foto: Internet

Existen diversas formas de abuso emocional y manipulación en pareja, una de ellas es el Gaslighting, la cual consiste en hacer que la víctima dude de su propio criterio.

Frases como “estás loca”, “eso nunca pasó” o “eres muy sensible” son algunas de las que suelen utilizar quienes la aplican.

En su libro ‘Emociones expresadas, emociones superadas’, la psicóloga Ciara Molina, lo describe como “una forma de abuso psicológico que se basa en hacer dudar a la víctima de sus sentidos, su razón, su memoria, su percepción y hasta de su cordura”.

Lo anterior hace que muchas de las víctimas se sientan ansiosas, confundidas e incluso que tiendan a volverse depresivas.

El Gaslighting habitualmente se da en relaciones donde hay un fuerte vínculo emocional y existen diversas señales que permiten detectarlo como las que señala Robin Stern, psicóloga y autora de ‘The Gaslighting Effect’:

• Cuestionas tus ideas y acciones de manera constante

• Varias veces al día te preguntas si eres demasiado sensible

• Siempre te disculpas

• Justificas ante familiares y amigos el comportamiento de tu pareja

• Retienes u ocultas información para no dar explicaciones a tu pareja o amigos

• No puedes tomar decisiones, incluso las más simples

• Sientes que no haces nada bien

• Te preguntas si eres buena hija, madre, amiga, empleada, novia, etcétera

• Mientes para evitar que te cambien de realidad

• Algunas veces cuestionas por qué no eres feliz cuando aparentemente solo te pasan cosas buenas

¿Qué hacer?

Existen muchas formas de enfrentar este tipo de ataques, te compartimos cinco:

1. Cree en tu intuición

Si sientes que algo no está bien, aquí puede estar la clave, pon atención en lo que no te guste y actúa.

2. No busques aprobación

Olvídate de querer convencer al otro para que te dé su aprobación, mejor usa frases como “estamos en desacuerdo”.

3. Tus emociones no están en debate

Nadie te puede decir si lo que sientes es cierto o no, si te sientes agredida, criticada o humillada, solo tú lo experimentas y no está en debate.

4. Haz una lista de valores

Los valores son una base de nuestro comportamiento y nadie te puede presionar para que vayas contra ellos; elabora una lista con valores personales como “pasar tiempo de calidad con mis seres queridos” o “ser generosa”, eso te ayudará a mantenerte centrada.

5. Pon límites personales

Cuando alguien los traspase, mantente firme y díselo; si se repite, vuélvelo a comentar y pregúntate si deseas seguir con esa relación.

Fuente: www.psicologiaymente.com

Show Full Content
Previous Realiza Residencial del Valle gran opening
Next Cuerpo sano, mente sana

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

‘Tengo que buscar ayuda profesional’

19 octubre, 2017
Close