30 noviembre, 2022

Por Marisol Rodríguez / Foto: Internet

La depresión es una enfermedad mental que no es exclusiva de las personas, los perros también la pueden experimentar. El enojo, la tristeza, asco o desagrado, miedo y alegría son emociones básicas que sienten al igual que los seres humanos.

Un perro puede deprimirse por múltiples razones, entre ellas, los cambios drásticos en su rutina o entorno, si recibe maltratos o castigos, la pérdida de un miembro cercano a su grupo social, dolor o enfermedad.

Así mismo, por situaciones que le causan alto estrés como permanecer atados o encerrados por mucho tiempo, reprimir su expresión de conductas propias y vivir en entornos que son demasiado ruidosos, fríos o con exceso de calor.

La escuela de educación canina Filosofía Animal señala que los síntomas para identificar si tu perro está deprimido son:

  • Apatía y falta de interés en actividades que antes le generaban motivación.
  • Falta de apetito y sed.
  • Irritabilidad y episodios agresivos.
  • Muestra inseguridad y miedo.
  • Duerme más de lo normal.

¿Qué hacer?

  • Acude al veterinario para que le realicen un chequeo médico y descartes alguna posible patología.
  • Evita cualquier tipo de castigo o situación estresante.
  • Hazlo parte de tu grupo social: permítele dormir cerca de ti, pasar tiempo juntos al jugar o pasear.
  • Dale actividades que bajen sus niveles de estrés como masticar y desgarrar, lamer u olfatear.
  • Consulta con un especialista en conducta que te ayude con un tratamiento y acompañamiento del caso.
Show Full Content
Previous Claves para educar niños exitosos
Next Banana split, un clásico para compartir

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

¡Para ponerse al día!

22 abril, 2019
Close