27 junio, 2022

Por Marisol Rodríguez / Foto: Internet

El brunch es ese momento perfecto entre el desayuno y almuerzo para convivir y obviamente, disfrutar de exquisitos manjares.

Su tradición nació a finales del siglo XIX en Inglaterra, donde los empleados de familias de la élite británica dejaban preparados grandes banquetes para que estas los disfrutaran el domingo, mientras ellos descansaban.

La tendencia se expandió con los años a otros países como Estados Unidos, donde se volvió muy popular a partir de 1930.

El menú

Dulces o salados, algunos platillos clásicos son:

Pan francés

Una de las mejores opciones, ya que es práctico e irresistible. El pan se sumerge en una mezcla de huevo, leche y azúcar para dar como resultado un dulce manjar.

Huevos al gusto

Preparados en su versión de omelette, pochados, duros o estrellados, no pueden faltar.

Salmón ahumado o encurtido

El salmón ahumado, los quesos y las carnes frías son indispensables. Una rica opción  que te sugerimos es un bagel con un poco de queso crema, alcaparras, cebollín o cebolla y, por supuesto, láminas de salmón. 

Champaña burbujeante

Si de bebidas se trata, una copa de champaña es un básico. Además de esta, también puedes degustar un vino espumoso o convertirla en mimosa al añadir jugo de naranja.

Show Full Content
Previous Fibra: Cómo incluirla en tu dieta
Next Verano helado

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Macron: rompiendo el molde

8 septiembre, 2017
Close