7 octubre, 2022

Se vale intentarlo de nuevo

En cuantas ocasiones has intentado sentir mayor bienestar y tranquilidad en tu vida, sin embargo la desmotivación, tristeza, angustia, cansancio y falta de propósito evitan los resultados positivos que esperas, deseas y necesitas. 

Existen mañanas en las cuales es difícil levantarte de la cama, comenzar el día, continuar o iniciar proyectos, la falta de energía se hace presente y escuchas frases constantes como “ponle ganas”, “tú puedes”, “ánimo” y lo intentas con mayor desgano, aumentando la frustración al no poder lograrlo.

Hoy compartiré algunos puntos para identificar la depresión y los estados de baja energía, así como diferentes alternativas para ofrecer apoyo y ayuda a quien puede necesitarlo en tu entorno o a ti mismo si estás pasando por una situación de depresión, ansiedad, desmotivación o sufrimiento.

  1. En este primer punto comentaré qué importante es el conocer que la depresión no solo se proyecta con cansancio y desmotivación (entre otros), también existe una depresión oculta, detrás de un individuo con un sinfín de actividades, de un arreglo personal impecable o de resultados laborales exitosos.
  2. La valoración de un profesional dentro del área de la salud mental (psicólogo) te llevará a conocer de una forma más clara y abierta tu situación emocional, para identificar el origen y causa, con la finalidad de crear un tratamiento específico.
  3. Los pensamientos negativos y recurrentes tienen un impacto en tu vida, tomar aprendizaje para afrontarlos resulta imprescindible en todo proceso de sanación y cambio.
  4. Ten presente que todo proceso se vive a tu propio ritmo y tiempo, no te apresures en sentirte bien todos los días, está bien si en algún momento no te sientes bien.
  5. Abraza tu tristeza, acéptala y libérala. Reconoce todo lo que no forma parte de tu vida, de esta manera tendrás una mayor capacidad para aceptar solo lo que sí deseas vivir.
  6. Descubre lugares que eleven tu nivel de energía, tu seguridad y tu tranquilidad.
  7. Observa tu entorno, escucha y decide si es el mejor ambiente para ti, para vivir tu proceso de sanación emocional ¿Suma a tu vida o aumenta los episodios de tristeza y ansiedad en ti?
  8. Las experiencias van formando emociones a lo largo de la vida, ser resilientes ayuda a soltar todo aquello que no es parte de tu presente, no te ancles al pasado… ¡Vive, aquí y ahora! tomando de la experiencia todo lo que aporte para continuar de la mejor forma.
  9. Vivir de una manera funcional se puede lograr a través de la ayuda y el acompañamiento de un profesional, una opción es la TCC (Terapia Cognitivo Conductual); dinámicas, sesiones y constancia pueden favorecer enormemente tu evolución hasta lograr obtener conductas y hábitos que te permitan un mayor disfrute.
  10. En este punto voy a recordarte que la tristeza forma parte de la vida, así como también el miedo, el sufrimiento y la desilusión, sin embargo, cuando pierdes la energía, ilusión, motivación y propósitos de vida, es de vital importancia pedir ayuda.

Hoy me despido con una frase de Sigmund Freud: De nuestras vulnerabilidades, vienen nuestras fortalezas. Hasta pronto.

Contacto: Psicóloga y coach certificada Abigail Ruiz /  WhatsApp: (656)298-5234 / Facebook: Grupo Abigail Ruiz

Show Full Content
Previous La migraña y sus detonantes
Next 10 alimentos para combatir la celulitis

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

¿Menopusia? ¡Ayúdale queriéndola!

11 marzo, 2015
Close