19 junio, 2021

Por Marisol Rodríguez / Foto: Archivo /

El lenguaje que utilizas hoy para comunicarte con tus hijos, será determinante en la imagen que tendrán de sí mismos en el futuro.

Por lo que es importante evitar las comparaciones, críticas e insultos, aún en aquellos días malos en los que te veas rebasado por sus faltas o equivocaciones, ya que les puedes hacer más daño del que te imaginas.

“Se ha platicado mucho acerca de los efectos negativos de los golpes sobre los hijos pero poco se toca el tema de cómo los insultos o el lenguaje hiriente puede afectarles a corto y largo plazo”, comenta la psicóloga Érika Grajeda Manríquez.

Y agrega que, el lenguaje hiriente son “aquellas palabras con las que nos referimos a una persona con el fin de ofender, despreciar, agredir o burlarse en un momento determinado”.

¿Cómo les afectan tus palabras?

A corto plazo

Los niños que son expuestos a un lenguaje denigrante con frases como ‘eres un tonto’ o ‘no sirves para nada’, renuncian a sus actividades como los deportes o estudio para evitar el ridículo.

Por ejemplo, una competición para ellos puede significar fracaso y serán fieles a la creencia limitante de “si no lo intento no puedo fracasar”.

A largo plazo

Se puede dar el efecto Pigmalión, descrito por la psicóloga como el proceso mediante el cual las creencias y expectativas de una persona respecto a otra, afectan de tal manera a su conducta que el segundo tiende a confirmarlas.

“Si las palabras para tu hijo son que no sirve o que su hermano es mejor que él, de tanto escucharlas empezará a verlo más como una orden que como un comentario y a largo plazo lo condicionarán para cumplir todo lo que dices de él”, agrega.

Pero también lo puedes utilizar al modo inverso, depositando tu confianza en ellos, lo cual hará que el sistema límbico acelere la velocidad de su pensamiento e incremente su lucidez y energía, y en consecuencia, su atención y eficacia.

Un ejemplo de lo anterior son los grandes genios –mujeres y hombres- que a lo largo de la historia han hecho enormes aportaciones a la humanidad, “si analizamos las biografías, veremos que en muchos casos hubo una persona que tuvo una fuerte esperanza depositada en ellos”, finaliza.

Consejos para erradicar el lenguaje dañino hacia tus hijos

  • • Educar no humillando si no enseñando
  • • No ataques la personalidad de tu hijo/a
  • • No critiques los rasgos de su carácter
  • • Enfócate en solucionar la situación del momento
  • • Criticar es doloroso, acompaña a tus hijos en los conflictos con prudencia y amor

Fuente: Psicóloga Érika Grajeda Manríquez

Tel. (656)322-1759

Show Full Content
Previous Arte floral
Next Enamórate de ti misma

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Una presentación dice más que mil palabras

15 octubre, 2020
Close