29 noviembre, 2020

Por Marisol Rodríguez

La autoestima es un concepto valorativo -positivo o negativo- que asignamos a nuestro aspecto físico y rasgos de personalidad. En pocas palabras, es como nos percibimos a nosotros mismos.
Fomentarla en los niños desde temprana edad es fundamental porque de esa manera desarrollan “resilencia, una imagen positiva de sí mismos, logran ser muy perseverantes y alertas sobre su ambiente como de su persona”, explica la psicóloga y maestra en Comunicación, Betsabé Ruizesparza Flores.
Al mismo tiempo, aprenden a distinguir entre lo que es bueno para ellos y lo que les puede hacer daño “pero sobre todo, aumenta la seguridad en sí mismos sin caer en el narcisismo. Es una autoestima sana y no patológica”, comenta.

Un niño con alta autoestima…

  • Posee una seguridad increíble
  • No tiene miedo a afrontar los retos de la vida diaria
  • Sirve de ejemplo a seguir para otros niños que lo rodean
  • Es muy empático
  • Raramente sale lastimado por simplezas puesto que sabe distinguir de manera casi instintiva las intenciones de los demás

Un niño con baja autoestima…

  • Puede volverse asocial, es decir, introvertido y alejado de los demás o bien, antisocial
  • Violento y herido por palabras y acciones de su entorno
  • Necesita apoyo psicoterapéutico de manera inmediata
  • Requiere de mucho trabajo en casa, ya sea con sus padres o cuidadores

Mamá y papá juegan un papel fundamental

Con diversos tipos de acciones, mamá y papá pueden elevar su autoestima, ¿cómo?, apoyándose de todos los reforzadores positivos en su diálogo, entre ellos, reconocerles sus fortalezas y virtudes, así como apoyarlos en sus áreas de oportunidad.
“Pueden apoyarlos en las cosas que les gustan, aprender lo que no y qué es lo que les puede hacer sentir tristes o mal y enseñarles que está bien sentirse tristes en ocasiones o que no encajan pero que con todas sus virtudes puede ponerse de pie e ir más allá… como dice una de mis películas favoritas ‘Life Itself’, la vida te pondrá de rodillas pero si te levantas y vas más allá encontrarás amor”, expresa la especialista.

  • Nunca es tarde para reforzar nuestra autoestima, si bien, la niñez es punto clave para desarrollarla de manera sana, es un trabajo diario mantenerla. Aprende a aceptarte, consiéntete y ámate, recuerda que aunque no lo creas, no hay nadie exactamente igual que tú y eso es algo maravilloso en esta vida.
  • Si tienes niños a tu alrededor, ya sean tus hijos, sobrinos, etcétera, es momento de que les digas cuánto valen, cuánto los aprecias y reforzar esas capacidades que tienen; todo ser humano puede ser agente de cambio en una sociedad tan dañada en cuestiones de autoestima y qué mejor que empezar a reforzarla desde la niñez.

Fuente: M.C. Betsabé Ruizesparza Flores
betsabe_ruizesparza@icloud.com

Show Full Content
Previous Macramé: boho chic y artesanal
Next Ansiedad y depresión en tiempos de coronavirus

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

5 ideas para celebrar a Mamá

9 mayo, 2017
Close