28 mayo, 2022

En conexión con Aby Ruiz / Licenciada en Psicología y Coach Certificada

Existen frases muy comunes en el ambiente laboral al identificar tu área de trabajo como un espacio de sobrecarga de pendientes, donde se normaliza el estrés y la tensión para lograr ser funcional y de alto rendimiento, como algunas personas se definen, sin notar que el rendimiento es bajo de acuerdo al desajuste y disfuncionalidad en otras áreas de su vida.

Veamos que existen motivos diversos para enfocar tu energía y mayor tiempo del día en tu trabajo, creando cansancio y un sinfín de síntomas que si son detectados a tiempo, pueden evitar problemas de salud severos.

Hablemos para comenzar a detectar sobre cómo estás organizando tu tiempo, trabajo y resultados reales en tu función laboral y por qué.

¿Cuántas horas dedicas al día para alcanzar un buen desempeño? ¿Sientes que estableces límites adecuados para obtener un mayor aprovechamiento día a día? Y si no es así ¿Qué necesitas para iniciar un cambio que te lleve a un mayor bienestar?

De acuerdo al escrito que la doctora Paola Escobar, especialista en psiquiatría y salud mental, y coordinadora de investigación en el Instituto de Neurociencias, publicó en su revista médica en relación al síndrome de burnout, también llamado síndrome del trabajador quemado, este se relaciona con una respuesta de estrés crónico en el ambiente laboral y los síntomas son muy similares a los asociados al estrés laboral:

  • Cambios en el estado de ánimo
  • Desmotivación
  • Agotamiento mental
  • Sensibilidad a la crítica
  • Falta de energía y menor rendimiento
  • Afecciones del sistema locomotor
  • Dolor y rigidez muscular
  • Problemas gastrointestinales
  • Problemas cardiovasculares
  • Alteraciones en la piel
  • Dolores de cabeza
  • Mareos
  • Alteraciones del apetito sexual
  • Obesidad

El origen exacto del síndrome de burnout no está determinado, sin embargo, las posibles causas son: 

  • Elevado nivel de responsabilidad
  • Jornadas laborales extendidas, pasadas las 10 horas
  • Trabajos monótonos
  • Mal clima laboral en la empresa o institución donde se desempeña
  • Falta de comunicación con sus jefes o compañeros
  • Ausencia de motivación
  • Baja remuneración salarial

Dentro de los tratamientos se encuentra la atención profesional a través de psicólogos y psiquiatras para evaluar y crear un proceso adecuado para cada persona o empleado diagnosticado con burnout. 

Existen también alternativas que pueden resultar favorables para bajar el nivel de estrés como la práctica diaria de Mindfulness, actualmente existen empresas que tienen un plan implementado dentro del área de trabajo al iniciar la jornada, con la finalidad de bajar la tensión laboral de los empleados.

De igual forma es recomendable establecer espacios y tiempos durante el horario de trabajo para realizar estiramientos, ya que la tensión muscular se presenta por ansiedad y alto nivel de estrés.

Existe gran motivación para realizar ejercicios físicos con un enfoque ante los resultados estéticos que pueden obtenerse, sin embargo, poco se habla de los beneficios para la salud mental de quien los realiza.

Si has detectado o te han diagnosticado burnout, el ejercicio físico es de gran ayuda al integrarlo durante tu proceso de recuperación, ayuda a que el oxígeno fluya a tu cerebro evitando lesiones cerebrales.

En el presente año, el burnout es ya un padecimiento laboral reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según este organismo el síndrome de desgaste ocupacional es “resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no se ha manejado con éxito” y aclara que “se refiere específicamente a los fenómenos en el contexto laboral y no debe aplicarse para describir experiencias en otras áreas de la vida”.

Me despido hoy dejando la siguiente información que considero puede resultar de gran utilidad y ayuda para quien lo padece.

El IMSS ha puesto a disposición de todas las personas un curso sobre el tema en su plataforma de capacitación CLIMSS, titulado ‘Identificación del burnout o agotamiento laboral’.

En este indica que “la respuesta sintomática es similar a la depresión, produce malestares físicos diversos, así como disminución en la motivación e involucramiento en el trabajo”.

En el curso sobre este síndrome, el IMSS incluye el cuestionario MBI y también a profesionales de la salud. Son 22 ítems para medir el cansancio emocional, despersonalización y realización personal.

Los límites establecidos de forma consciente, permiten identificar los procesos necesarios para obtener resultados funcionales y exitosos en todas las áreas de vida. Hasta pronto.

Contacto: WhatsApp: (656)298-5234 / Facebook: Grupo Abigail Ruiz

Show Full Content
Previous Dulce Pascua
Next El juego y sus valores

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

El estilo fashion de Emma Stone

13 febrero, 2017
Close