31 julio, 2021

La búsqueda de una vida más natural es la idea detrás del Slow Design, muy similar al estilo rústico. Esta corriente, más que una simple decoración, busca convertirse en un estilo de vida.

El Slow Design busca crear una atmósfera en la que la comodidad sea una de las principales metas, rechazando todo tipo de materiales sintéticos, colores brillantes, y destacando materiales naturales, ecológicos y reciclados.

Este tipo de decoración se caracteriza por una paleta de colores claros como el blanco, tierra y el gris, dando prioridad a los espacios amplios y a la iluminación natural como punto central.

Destacan los materiales naturales usados en los pisos o como revestimientos para los muebles. Uno de los elementos más importantes es la madera natural, algunos tejidos como el lino y el algodón texturizado, y el mármol y la piedra como elementos para el baño y cocina.

El reciclaje forma parte muy importante de este movimiento, pues pretende rescatar elementos utilizables que ya tengas en tu hogar y transformarlos en nuevos objetos de deseo que se complementen con el nuevo look; así estarás ayudando al planeta y decorando tu hogar.

Show Full Content
Previous Imagen de otoño
Next Acaba Swift con dominio de ‘Despacito’

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Salma muestra sus “dotes” bilingües con típicas frases mexicanas

28 abril, 2017
Close