15 mayo, 2021

Cuando algo te gusta, quizá hayas dicho que está muy padre o chido, pero si fueras venezolano, tal vez dirías que está chévere, y si hubieras nacido en España dirías que está guay. ¿Y si fueras colombiano? Te parecería bacano. El idioma español es sumamente complejo en su gramática, fonética y semántica, por lo tanto, eres afortunado de hablar esta lengua tan rica en diversidad lingüística.
Existen muchas ideas erróneas sobre la lengua en español. El peligro es que muchas de éstas pueden generar estereotipos y discriminación. Personas de distintas nacionalidades que son residentes en países ajenos al suyo, pero con el mismo idioma, han sufrido de xenofobia, simplemente por la pronunciación. Esto mismo sucede en México, hombres y mujeres que vienen del sur, y viceversa, son menospreciados por tener un acento diferente.
Reflexionar sobre el cambio y la variación en nuestra lengua te hará comprobar que realmente no existen variedades que sean mejores o peores. Asimismo, valorar lo mucho que nos enriquecen estas diferencias y lo fascinante que es sentir curiosidad por la forma en que hablamos, expandirá tu mente y léxico al mismo tiempo.
La diversidad cultural y lingüística de un pueblo o nación se define por su manera de hablar una lengua común. El español que hablamos los hispanoamericanos tiene un pasado común: el de la Colonia española, que surgió en el siglo XVI. Éste fue el idioma de los conquistadores, hasta que en el siglo XIX, cuando ocurren las guerras de independencia en Hispanoamérica, se propaga el proceso de apropiación de la lengua.
La forma en que nos expresamos presenta grandes diferencias debido al tiempo que ha pasado desde su origen y al extenso territorio geográfico que ocupan los países hispanohablantes. Hay una unidad lingüística que define a los hablantes de español, es la lengua escrita formal. Esta unidad es la manifestación oral de cada nación latinoamericana que se escucha al hablarlo de distintas maneras, con distintos tonos, expresiones, pronunciaciones y vocabulario.
Te invito a que conozcas algunas expresiones o palabras que en nuestro país son muy comunes, pero que en otras naciones cambian de manera radical:

“Hablo en italiano con los embajadores; en francés, con las mujeres; en alemán con los soldados; en inglés con los caballos y en español con Dios”
Rey Carlos I de España

Show Full Content
Previous La favorita de Lady Gaga
Next Sana y feliz

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Los trastornos alimentarios

7 diciembre, 2017
Close