20 abril, 2021

Por Marisol Rodríguez / Fotos: Internet

Emily Blunt es una de esas estrellas que son sinónimo de proyectos exitosos y todo se lo debe al profesionalismo con el que encarna cada uno de sus personajes, desde uno dulce y divertido hasta el más complejo.

La inglesa comenzó su carrera como una simple sugerencia de una maestra para quitarle la tartamudez que sufría desde los ocho años.

Sus primeras clases fueron de teatro y después hizo todo tipo de papeles en la televisión; el éxito le llegó cuando compartió créditos con Meryl Streep y Anne Hathaway en ‘El diablo viste a la moda’.

En total, Blunt suma 42 proyectos, el más reciente -actualmente en cines- ‘Amor en las montañas’, 14 premios y múltiples nominaciones, pero más allá de su carrera, fuera de la pantalla la inglesa desarrolla dos de sus mejores roles como madre y esposa.

Ejemplo de sus hijas

La actriz se siente totalmente satisfecha con los logros profesionales y personales que ha conseguido, pero lo que más le importa es ser un ejemplo positivo para sus pequeñas Hazel y Violet, a quienes tuvo en 2014 y 2016 con su gran amor, el actor, director y guionista John Krasinski.

La estrella ha declarado en entrevistas que ellas la ven como una persona más en la oficina, “la única película mía que han visto es Mary Poppins y no se sintieron del todo identificadas con lo que hago… no les gusta verme arreglada ni maquillada, prefieren verme en ropa de casa, jugando con ellas. Me importa ser el mejor ejemplo para ellas”.

Y aunque aún son pequeñas para hablarles de temas sociales o feministas, siempre trata de alentarlas a que sean unas niñas buenas y responsables, ya que así podrán forjar en el futuro su propio camino con decisión y firmeza.

En busca de mayores oportunidades

Blunt se identifica con el movimiento feminista que ha resonado con fuerza en el mundo  y desde su trinchera aboga por mayores oportunidades y mejoras económicas.

“Es cierto que se han abierto puertas, pero apenas vamos empezando. Creo que en cada caso es distinto y no sólo es ser escuchadas, sino también, tomadas en cuenta”, ha expresado.

Sobre el caso particular de la industria cinematográfica, agrega que el papel de las mujeres es necesario debido al talento natural con el que se desenvuelven.

Sus personajes icónicos en el cine

Emily Charlton en El diablo viste a la moda

Una mujer de personalidad ácida y sarcástica, quien es la asistente senior de la poderosa editora de la revista de moda Runway, Miranda Priestly. Esta actuación la nominó por primera vez al Globo de Oro a la mejor actriz de reparto.

Kate Macer en Sicario

Da vida a una agente del FBI que se une a un grupo de trabajo del Departamento de Justicia y el Departamento de Defensa de los Estados Unidos para detener al líder de un grupo delictivo.

Rachel en La chica del tren

En la adaptación del best seller homónimo de Paula Hawkin, interpreta a una mujer que al quedar devastada por su divorcio, se ve involucrada en un misterio que complica su vida, aparentemente, monótona y sin sentido.

Freya en El cazador y la reina del hielo

En este filme de fantasía y aventuras, la inglesa es la hermana menor de la reina Ravenna, quien tras perder a su hija, deja al descubierto sus poderes de hielo.

Evelyn Abbott en Un lugar en silencio

La actriz brinda una gran actuación en esta película de terror, donde tiene el rol de una madre de familia que junto a su esposo e hijos, debe ocultarse de unas misteriosas criaturas con un sentido auditivo extraordinario.

Mary Poppins en El regreso de Mary Poppins

En 2018 se transformó en la adorable niñera de habilidades mágicas únicas, quien regresa 25 años después a la vida de Jane y Michael Banks para hacerlos que redescubran la alegría y fantasía que han perdido.

Show Full Content
Previous Un postre muy mexicano
Next Especial Día de la Mujer 2021

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Cesar Lozano: Por el placer de vivir

30 septiembre, 2014
Close