21 agosto, 2019

Uno de los métodos más utilizados para tener los glúteos, abdomen y piernas tonificados es el GAP.

Al mismo tiempo, si eres asidua, seguro que te ha tocado alguna vez eso de hacer sentadillas y, de pronto, tener que quedarte suspendida en una postura en la que parece que vayas a sentarte y las piernas arden.

Los cuádriceps se tensan muchísimo con este ejercicio pero ¿sabías que en esta posición se trabajan también los glúteos? En ese momento en el que aguantas en una postura costosa estás haciendo un ejercicio isométrico.

Conseguir el cuerpo del verano es sencillo con constancia por lo que, los expertos recomiendan siempre tener presente el factor psicológico del deporte.

La motivación es esencial y hacer diariamente este tipo de sentadillas puede ayudarnos a conseguir el cuerpo de diez de la estación más calurosa del año. Lo mejor es hacer series adaptadas a nuestras capacidades.

Prueba a ir aumentando gradualmente la intensidad del ejercicio. ¿Cómo? Es muy sencillo. Comienza por hacer sentadillas normales. Haz una serie y quédate suspendida cuando bajes unos segundos. Haz esta parada más breve al principio y ve sumándole segundos a medida que aumente tu fuerza muscular.

En solo unos días habrás conseguido hacer por ejemplo 20 sentadillas y aguantar abajo 20 segundos y seguir sin parar con dos series más. Supérate a ti misma pero se siempre consciente de tus capacidades. No te fuerces ni te quejes de más. La virtud está siempre en el término medio y cuando hablamos de deporte esto no puede ser más cierto.

Si quieres sumarle más intensidad al ejercicio sostén un par de mancuernas en tus manos y mantén los brazos extendidos en cruz. También puedes tenerlos estirados en su posición natural a lo largo del cuerpo cuando estés de pie y subirlos de manera coordinada hacia los lados cuando te agaches.

Lo hagas con o sin peso lo importante es que mantengas una postura correcta para no hacerte daño en la zona lumbar. Procura que las rodillas no sobrepasen la línea de tus pies y mantén las piernas abiertas a la anchura de las caderas.

La isometría (esa suspensión del ejercicio en la posición de mayor esfuerzo) nos ayuda a quemar calorías de una forma muy eficaz. Por eso este tipo de ejercicios se suelen llevar a cabo en entrenamientos de alta intensidad.

Prueba a hacer lo mismo cuando hagas series de abdominales y enseguida notarás los resultados. Mantén siempre una respiración correcta. Coge aire por la nariz y suéltalo por la boca. ¿Preparada para conseguir el cuerpazo del verano? Empieza a entrenar ya y cuéntanos cómo va.

Show Full Content
Previous Piernas perfectas en verano
Next Aprende idiomas con cerveza

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Avanza a favor de Depp batalla legal

11 julio, 2017
Close