24 octubre, 2021

Por Abigail Ruiz, licenciada en Psicología y Coach Certificada
WhatsApp: (656)298-5234
Facebook: Grupo Abigail Ruiz

¡Sí, acepto!

¿En cuántas ocasiones se ha escuchado o pensado con emoción y entusiasmo en esa frase conocida por todos “sí, acepto” al iniciar una relación en pareja?
Hoy daré un enfoque diferente, dirigido a un compromiso contigo mismo, de acuerdo a lo que en algunas personas por observación y escucha a través de terapia psicológica, reflejan e identifican la necesidad de armonía y estabilidad emocional, ya que al iniciar una relación en pareja se olvidan de su individualidad, creando con el paso del tiempo diversas emociones disfuncionales para crear un estado de bienestar.
Si este es tu caso, ten presente que todo momento es adecuado si tú lo decides para crear una modificación y recuperación en tus conductas de atención, valor, significado, respeto y todo aquello que consideras necesitar ahora.

¿En verdad aceptas amarte, respetarte y cuidar de ti cada día de tu vida?

Compartiré contigo tres puntos que considero pueden ser de gran valor para crear una transformación positiva si así tú lo eliges.

  • Es importante realizar una introspección para reconocer y re-conectar con tu interior, esto te llevará a un proceso de sanación real, donde la energía se emplea en la solución y no en el problema.
  • Aceptar el proceso para vivir tu renovación de una forma plena y consciente de los cambios que esta decisión puede representar, abriendo tus sentidos a todo aquello que sientes merecer y necesitar como bien lo comenté al inicio del tema.

Cada persona tiene necesidades y sueños diferentes, por lo tanto cada proceso será tan individual como tú. La calidez, comprensión, tiempo, paciencia y amor que te ofrezcas, dará la contención necesaria para dar un sentido a tu propósito para lograrlo.

Para establecer relaciones fortalecidas, valiosas y funcionales es indispensable empezar por sí mismo, recibiendo las mismas oportunidades de atención, tiempo, amor y respeto que se ofrece a la pareja, creando con esto una aportación que suma a la relación para compartir e integrar los sueños, proyectos y emociones de ambos en una historia donde cada uno tiene la libertad de conservar también su individualidad, consciente de la responsabilidad que esto representa.

  • En este tercer punto compartiré información en relación basada en la “Pirámide de Maslow”, teoría creada por el psicólogo humanista Abraham Maslow (1908-1970), especificando las necesidades del ser humano para su autorrealización.

La pirámide se divide en 5 niveles:

  • Nivel 1. Necesidades fisiológicas: Respirar, Alimentarse, beber agua, dormir, mantener la temperatura corporal, evitar el dolor y tener relaciones sexuales.
  • Nivel 2. Necesidades de seguridad y protección: Seguridad física, disponer de empleo e ingresos, seguridad moral, familiar y de propiedad privada.
  • Nivel 3. Necesidades de afiliación: Asociación, participación y aceptación.
  • Nivel 4. Necesidades de reconocimiento o estima: Son de acuerdo a cómo nos valoramos a nosotros mismos y el resto de la sociedad, estableciendo una división interna de alta autoestima y baja autoestima.
  • Nivel 5. Necesidades de autorrealización: Desarrollo espiritual, moral, búsqueda de una misión en la vida y ayuda desinteresada a los demás.

Me despido con una frase y reflexión de Abraham Maslow, uno de los psicólogos con mayor influencia en el desarrollo personal.
“Muchos de nosotros, la mayor parte del tiempo no nos escuchamos, sino que escuchamos voces introyectadas de mamá, papá, el sistema, los mayores, la autoridad o la tradición”.
Hasta pronto.

Show Full Content
Previous Agenda WKND
Next Memoria, trucos para mejorarla

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Mayra Chávez Jiménez, una joven mujer de éxito

10 marzo, 2015
Close