16 junio, 2019

Las vitaminas son nutrimentos esenciales para el organismo y se encargan de llevar a cabo diferentes funciones celulares. Se dividen en hidrosolubles y liposolubles, y la diferencia entre ambas radica en que las primeras son utilizadas por el organismo inmediatamente y el excedente sale a través de la orina (excepto la vitamina B12), mientras que un exceso de vitaminas liposolubles se almacena en la grasa corporal.

Las vitaminas liposolubles, que son las A, D, E y K, al ser consumidas en exceso se acumulan y pueden provocar efectos adversos en el organismo, lo que se conoce como hipervitaminosis. Este padecimiento es difícil que ocurra si recibimos las vitaminas a través de la dieta, siendo más frecuente que se presente por el consumo indiscriminado de complementos multivitamínicos.

Las hipervitaminosis que ocurren con mayor frecuencia son las de vitamina A y D. Cuando se ingieren grandes cantidades de vitamina A (8 mil a 10 mil microgramos/día) pueden presentarse alteraciones de la piel, caída del pelo, debilidad, vómitos y en casos extremos trastornos hepáticos. La ingesta excesiva de vitamina D (aproximadamente mil 250 microgramos/día) puede provocar depósitos de calcio en tejidos blandos, daño renal y/o cardiovascular y síntomas como estreñimiento, disminución del apetito, vómitos, fatiga y/o deshidratación. Asimismo, se puede presentar hipervitaminosis por vitamina E, ocasionando náuseas, diarreas y gases, e incluso tener hemorragias. Por otro lado, la toxicidad por vitamina K puede crear problemas hepáticos y hemorragias.

Es importante señalar que aunque las vitaminas hidrosolubles no se acumulan, su consumo excesivo puede provocar que el riñón no las elimine y se generen cálculos renales.

En caso de intoxicación por alguna vitamina, bastará con restringir de la dieta los alimentos que la contienen. Hay que tener en cuenta también que, en la actualidad, muchos alimentos se suplementan con estas vitaminas, por eso es recomendable consultar siempre la etiqueta, sobre todo cuando se están consumiendo complementos multivitamínicos, con el fin de evitar una sobreingesta.

Show Full Content
Previous Septiembre. Haz tu testamento
Next ‘Mi novio es ciudadano’

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

NEXT STORY

Close

Elegancia y experiencia: Carmen Dell’Orefice, la modelo octogenaria

26 agosto, 2016
Close