31 julio, 2021

Por Marisol Rodríguez / Fotos: Internet

Llena de románticos callejones, arte y cultura, San Miguel de Allende es una ciudad con un encanto inigualable.

Ubicada en el estado de Guanajuato, en 2008 fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Su belleza y la magia que emanan sus calles la han llevado a ser reconocida durante dos años consecutivos, 2017 y 2018, como la Mejor Ciudad del Mundo por la revista Travel&Leisure; mientras que, en 2019 y 2020 ocupó el segundo lugar.

Si aún no la visitas, ¿qué esperas?

10 razones para amar este destino

1. Sus calles

La arquitectura barroca española combinada con tintes góticos, la cual la hace aún más atractiva para los amantes del arte, sobresale  en las calles de este rincón del Bajío.

2. Parroquia San Miguel Arcángel

Ícono de la ciudad, fue creada a finales del siglo XVII y destaca por su llamativa fachada de estilo neogótico, construida por el maestro cantero Zeferino Gutiérrez.

3. Hermosas artesanías

En el Mercado de Artesanías y el andador Lucas Baldera encontrarás toda una variedad de artesanías en latón y lámina natural, cobrizada y decorada.

4. Historia

Para los que aman la historia, el ex Palacio Municipal es una visita obligada y qué decir de la casa de Allende, una construcción neoclásica que guarda en su interior una colección de piezas de la época de la Independencia.

5. Hospitalidad

La ciudad cuenta con exclusivos hoteles boutique, edificados donde antes eran casonas coloniales que ofrecen cómodas habitaciones, jardines de ensueño e incluso tratamientos de spa y baños temazcal.

6. Delicia tradicional

A unos cuantos pasos del Templo de San Francisco se encuentra el restaurante San Agustín –propiedad de la actriz Margarita Gralia- donde se sirven unos exquisitos churros.

7. Reserva botánica

Cerca de la antigua presa, a 2.5 kilómetros al noroeste del centro, está el Jardín botánico El charco del Ingenio, una reserva de aproximadamente 67 hectáreas con más de mil especies de cactáceas.

8. Gastronomía

Las enchiladas mineras, el fiambre –mezcla de carnes con vegetales bañados con una vinagreta- y las pacholas –un tipo de bistec de carne molida con papas fritas- son algunos de sus platillos más típicos. Y si amas el vino, Viñedos San Lucas es una de las bodegas cercanas a la ciudad; esta posee bellos campos de lavanda, un restaurante y hotel.

9. Vista espectacular

Si quieres capturar a la ciudad desde las alturas, el mirador de San Miguel es el punto perfecto; desde este se observa la parroquia de San Miguel Arcángel, la cúpula y torre del Templo de San Francisco y la presa Allende.

10. Zonas arqueológicas

A 16 kilómetros al suroeste de la ciudad se ubica la zona arqueológica de la Cañada de la Virgen, cuatro conjuntos de estructuras de patio hundido y pirámide con una calzada ceremonial y laguna artificial.

Show Full Content
Previous 10 películas para ver con papá
Next Book Club: Vamos a la playa (Oh, oh, oh, oh, oh)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Hasta la cocina con… Carlos Prieto

24 enero, 2019
Close