5 marzo, 2024

Por Marisol Rodríguez / Foto: Internet

Un manjar al que nadie se puede resistir y menos en esta época del año, en la que el clima fresco despierta el antojo de un rico pan, es el rol de canela.
Aunque muchos creen que esta receta es americana, lo cierto es que su verdadero origen se encuentra en el norte de Europa, concretamente en Suecia.
La repostería tradicional europea, y sobre todo la de los países nórdicos, se distingue por el uso de la canela para muchos de sus postres.
En Suecia este pan recibe el nombre de kanelbulle y desde 1999 se celebra su día el 4 de octubre.

Una tradición desde el siglo XIX

La receta del rol de canela es conocida desde la segunda mitad del siglo XIX, pero solo era horneado en hogares con suficientes recursos económicos debido al elevado costo sus ingredientes, entre ellos la canela.
Por lo general, sus medidas van entre los 5 y 20 centímetros de diámetro, dependiendo del país de procedencia y su preparación es simple: la masa se enrolla bien y se empapa en azúcar y canela, para posteriormente hornearse. Una vez cocidos, se bañan en un glaseado hecho con azúcar y jugo de limón.
El rol de canela se puede consumir en cualquier momento del día y qué mejor que acompañarlos de una buena taza de café o chocolate.

¡Prepáralo en casa!

Ingredientes

  • 1 sobre de levadura
  • 200 mililitros de leche
  • 80 gramos de mantequilla
  • 1 huevo
  • 67 gramos de azúcar
  • 500 gramos de harina
  • Sal
    • Para el relleno
  • 75 gramos de mantequilla
  • 3 cucharadas de canela
  • 5 cucharadas de azúcar

Preparación

  1. Templa (calienta) la leche y añade la levadura, dejando que empiece a actuar.
  2. Derrite la mantequilla, y mezcla junto con la harina, el huevo, la azúcar y sal, y la leche con la levadura, hasta formar una masa que no se pegue en las manos.
  3. Deja reposar en un bol hasta que leve. Una vez subida, estira con la ayuda de un rodillo. Extiende sobre esta la mantequilla del relleno, y espolvorea las cucharadas del azúcar y la canela. Enrolla la masa y corta.
  4. En una bandeja de horno con papel coloca los rollos y deja fermentar 30 minutos más. Por último, pinta con un huevo y espolvorea azúcar por encima. Ahora hornea a 220 grados centígrados por 10 minutos. Sirve y disfruta.
Show Full Content
Previous El café y sus variedades
Next 8 técnicas para no dormirte en la oficina

Whatsup

Close

NEXT STORY

Close

Crece como persona

14 agosto, 2017
Close